Nancy Sinatra, para ponerse las botas

Nancy Sinatra, para ponerse las botas

También te puede interesar: Mapa del sitio web

Portada single These boots are made for walking

FICHA

Artista: Nancy Sinatra

Canción: These boots are made for walkin’

Disco: Boots

Duración: 2:40

Posición en el disco: 5

Autor: Lee Hazlewood

Discográfica: Reprise

Grabación: Otoño de 1965

Lanzamiento: Diciembre de 1965

Posición máxima en listas: 1

Análisis de These boots are made for walkin’

De la hija mayor de Frank Sinatra y Nancy Barbato podríamos escribir mucho. Pero baste con señalar que, no fue una niña de papá al uso. Fue niña de papá (su padre impulsó su carrera), pero, al César lo que es del César: Trabajó duro para lograr el éxito. Aunque tuvo tiempo para degustar todo: las mieles del éxito y el olvido.

Nancy no renegó del apellido paterno, pero anduvo siempre con los pies en el suelo. Si bien, el ADN rebelde del crooner más famoso de la historia se manifestó en más de una ocasión. Como aquella vez que posó, ya con más de medio siglo a sus espaldas, en la revista Playboy. Era 1995 y su idea fue que con aquellas imágenes vendería más discos. Marketing de toda la vida.

El peso de la familia

Nancy Sinatra supo sobreponerse a la responsabilidad de ser “hija de”, en su caso, a base de mucho tacón. Con esfuerzo y forjándose un futuro desde niña. El empujoncito siempre ayuda, pero estudió danza, interpretación, piano… Si bien, lo de ser una celebridad iba casi de serie, como en unos años irán las luces de colores en los techos de los coches. Y ella, se aprovechó de ello.

El disco Boots de Nancy Sinatra

Aunque su momento llegaría cuando tenía 25 añitos. Exactamente, cuando lanzaba, en diciembre de 1965, la canción que nos ocupa: These boots are made for walkin’. Anteriormente había habido hasta once intentos (por cada sencillo que publicó), pero no acababa de irle bien… En Estados Unidos. Fuera de su país, sí, pero allí no. Y eso, no veas cómo fastidia.

Compuesta por Lee Hazlewood, Sinatra supo desde el primer momento que aquello podía ser la solución. Un petardazo. Y ese torpedo que representaría un acto de rebeldía, una llamada a la reacción del público americano ante su música.Interior del disco Boots de Nancy Sinatra

Dicho y hecho: el sencillo se situó el 22 de enero -apenas un mes después de publicarse- en el número 1 del Billboard Hot 100 de Estados Unidos. También en lo más alto de las lista de sencillos del Reino Unido. En las islas triunfó, pero no fue el mismo sitio, dado que llegó a la cima en Canadá y Australia.

Un buen comienzo

La realidad es que con aquel exitazo se le abrieron muchas puertas, como la interpretación de otro clásico. Esta vez sí, con papi: Something stupid.

Ahora bien, de aquella época -otro mantra- después renegaría Nancy Sinatra, que dijo que la imagen que había transmitido todo lo que tuvo que ver con la canción que nos ocupa era irreal. Ella era una dulce muchachita, y mostraba una cara dura…

Pues bien, aquel tema le abrió muchas puertas, y varias discográficas llamaron a sus puertas, y a las del compositor de la obra, claro.

La intérprete, con sus botas

Por los pelos

Pero, la realidad es que Hazlewood quería haber grabado él mismo el tema. Se empeñó en hacerlo, pero Sinatra (padre) le convenció asegurando que si aquellas palabras salían de la boca de un tiarrón como él, la producción no resultaría igual. Nada que refutar al jefe.

La discográfica –Reprise– para la que también trabajaba el padre de la criatura (entiéndase la ironía), no se rindió, y podemos estarle agradecidos. Porque obró esta canción que tiene varios elementos para analizar.

La decisión de que fuera una voz femenina la que lo grabara resultó clave.

De modo que se acercaron a un estudio de Los Ángeles, llamaron a los Wrecking Crew, y el resultado es el conocido (lo puedes escuchar un poco más abajo).

El señuelo de Boots

Esta canción fue el segundo sencillo del álbum de debut de la primogénita del intérprete del conocido New York, New York. Un disco que tomaba por nombre Boots. Aquel compendio que integró canciones de Lennon y McCartney, Dylan o Jagger, entre otros.

El título de este sencillo, que estuvo precedido por So long, babe, está enlazado, obviamente, con el continente, que era el LP.

Interior del disco

Lo cierto es que estamos ante el trabajo más importante de Nancy Sinatra, que en los años precedentes se sirvió de su fama -entonces sí- para obtener algunos pequeños papeles en la pequeña y la gran pantalla. De hecho, en 1966 graba una película promocional. De ahí se extraería, a posteriori, el vídeo musical de la canción.

Un colorido par de botas

Podemos decir que estamos ante uno de los iconos de los años 60. Aquel par de botas coloridas… Pero, en puridad, aquella década dio muchísimo de sí. Y aquellos años estuvieron copados por la Revolución Británica, que pilotaron The Beatles y The Rolling Stones, con el permiso de otros muchachos como The Who o The Kinks

Sería uno de los elegidos por parte de VH1, veinte años después, ya que esa cadena televisiva, en 1986,celebró el 20 aniversario de este hit, que superó el millón de copias vendidas.

Este tema, que ha tenido cientos de versiones, ha contado con aportaciones tan relevantes como la que hicieron Ella Fitzgerald y Duke Ellington.

Una canción rompedora

Podemos decir, a ciencia cierta, que estamos ante un tema que marcó un antes y un después en el ideario pop femenino, aún por explotar.

También resultó rompedor el estilo de la cantante, muy en la onda que había llegado del otro lado del charco. Esas faldas altas, y los peinados de colmena.

Se cuenta que en los ensayos, el autor de la canción, Lee Hazlewood, le dijo a Nancy Sinatra, lo siguiente: “Si cantas como siempre, sonarás como siempre; hazlo como si fueras un conductor de camión (sic) de 16 años”.

También fue clave que en la grabación estuviera Chuck Berghofer al contrabajo, porque pidió a la intérprete que aportara una visión algo más sarcástica a lo que salía por su boca. Y así lo hizo.

Bueno, aquello funcionó. Y, al final, todos contentos. Más todavía lo estuvieron cuando Hazlewood y ella grabaron You only live twice, para la saga de James Bond 007. Si escucháis el tema, os sonará porque el sample inicial, da vida a la canción Millenium, del británico Robbie Williams, publicada en 1998.

A destacar

Entre los hitos de la canción, en algunos casos rompedores, se encuentra ese inicio, go-go, del “Are you ready, bots?” (¿Estáis listas, botas?) Para los que tenéis críos entre los 0 y los diez años, el amigo de Dora la Exploradora no era ni proyecto, lo mismo que vuestr@s muchach@s.

Versión en español del disco

Aunque, como hemos visto, la cantante renegara en algún momento… ¡Vaya vida que le dieron las botas! En 1996  entregó las famosas botas blancas “go-go” que sirvieron de promoción al Hard Rock Café de Beverly Hills.

Mucho cine

Por otra parte, también estuvo presente en una de las películas más recordadas de finales de los 80: hablo de La Chaqueta Metálica de Stanley Kubrick (1987). Concretamente, cuando una prostituta ofrece sus servicios, en Vietnam. También en Austin Powers, en la entrega que se lanzó diez años después. Y, por si fuera poco, una década más tarde, hizo lo propio en Ocean’s 8. La pausa adecuada estaba claro cuánto tiempo duraba, en este caso.

Si bien, para ser exactos, también aparece en Pret-a-porter, filme de 2004.

En 2006, Pitchfork Media situó el tema en la posición 114 de las mejores canciones de la década de 1960.

Goodyear, la marca de neumáticos, recurrió a esta canción para una campaña publicitaria en las que promocionaba sus llantas wide boots. Pero la multinacional lo hizo sin la autorización de Sinatra, que pleiteó sin mucho éxito.Tip de instagram con la letra de Nancy Sinatra


Escuchar canción


Video


Letra del tema


Partitura

Nancy Sinatra, para ponerse las botas
5 (100%) 1 vote

Si quieres realizar un comentario, éste es el sitio

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar panel