Actuación del gran Joe Cocker

Joe Cocker, el maestro de las versiones

Aquellos maravillosos años

With a little help from my friends.

Suena esta colosal canción que compusieron Lennon y McCartney, en aquella etapa final que tanto y tan bueno dejaría para la Historia del Rock (con mayúsculas).

Pero aquí, en España, muchos nos retrotraemos a esa remota época en los que ponías el televisor…

Bueno, ponías la tele y aparecía en la caja tonta un chaval –Kevin Arnold para más señas- que parecía no haber roto un plato.

A renglón seguido, su hermano mayor dándole collejas, su mejor amigo –Paul, que tenía un curioso parecido con Milhouse, de los Simpson- y… por supuesto, el gran amor del primero.

¿Os acordáis de Winie Cooper?..

En fin, ha llovido mucho.

Hablamos, claro está, de la serie de la cadena ABC americana Aquellos maravillosos años.

Plantel de Aquellos Maravillosos Años

Como digo, esta canción, con la que iniciamos este apartado de versiones en la web es fruto –una vez más- de la privilegiada cabeza (y dentro de ésta, del oído) de los mayores músicos del siglo XX y su banda.

Se encuadró en el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (1967) y tuvo como intérprete a Ringo Starr, a pesar de que inicialmente el batería de The Beatles no lo tuviera nada claro.

No lo tenía claro, en parte, porque era una clara alusión a que él quizás era quien más requería del apoyo de sus amigos.

Si bien, también era un reconocimiento a su carácter afable y desinteresado, frente a los egos que finalmente destrozarían el grupo.

Sello fab four

Los de Liverpool culminaron la grabación de este tema el día en que posaron para la cubierta de su álbum más emblemático y que también (también aquí) marcaría el naciente diseño y la imagen publicitaria e incluso social de la época.

La canción plantea una conversación entre el cantante y un grupo de amigos/oyentes, en la cual ese diálogo se hace patente con preguntas y respuestas.

Las interpretaciones sobre el doble sentido de algunos de los fragmentos de la obra están muy presentes.

Pero lo que está claro es que es otra (otra más, sí) emblemática canción de los fab four, que ha tenido un recorrido histórico impenitente, dado que su sencilla estructura y composición invita a muchos a versionarla.

En las escuelas de música y para otros clásicos de la música.

Portada interior del disco

Son, como digo, muchas las versiones de la canción (Wet Wet Wet y Sam and Mark llevaron las suyas al número 1 de la Lista de Singles del Reino Unido también, en 1988 y 2004, respectivamente), pero la universalmente conocida es ésta.

El incomparable Cocker

Cocker (Sheffield, Inglaterra, 1944 – Crawford, Colorado, EEUU, 2014) dedicó parte de su carrera musical a dar con la tecla (nunca mejor dicho) y aportar nuevos aires a los éxitos de otros.

Si bien, también hay que reconocerle otros éxitos, como, sí, efectivamente, Up where we belong junto a Jennifer Warnes (para la película Oficial y Caballero, de 1982), y… venga, vale, You can leave your hat on, tema central de 9 semanas y media (1986), que catapultó a la fama a Kim Basinger y Mickey Rourke. Por aquel entonces, banda sonora que tocaba Cocker, éxito asegurado.

Ahora bien, nos retrotraeremos en el tiempo un poquito y recordaremos aquellos primeros años del cantante de voz rota y gesto espasmódico que supo gestionar a partes iguales rock, soul, blues y si se hubiera puesto otros muchos géneros.

Como hemos visto, la versión de Cocker se lanza un año después del exitoso disco de los Beatles.

De ella dijo McCartney al fallecer aquel esto: «le recuerdo a él y a Denny Cordell viniendo a Savile Row (donde The Beatles abrieron Apple Corps), y reproduciendo lo que habían grabado, y era simplemente alucinante.

Habían convertido totalmente la canción en un himno del soul y le estuve eternamente agradecido por haber hecho eso».

Portada del álbum "With a little help from my friends"

Banda de altura

Si las credenciales del tema original eran las que eran, ésta no le va a la zaga: en la guitarra, Jimmy Page (líder de Led Zeppelin), el batería B.J. Wilson (de Procol Harum) y en los coros Sue and Sunny (Madeline Bell, Rosetta Hightower y Sunny Wheetman).

Junto a ellos, Chris Stainton, en el bajo y Tommy Eyre, al órgano.

Sentimientos a flor de piel que reventaron la lista de éxitos británica apenas un año después de que fuera conquistada por la versión original.

Algo tendrá el agua cuando la bendicen, ¿verdad? En dicha lista permaneció treinta semanas.

Fue su primer disco y, como suele ocurrir con tantos y tantos artistas, el más recordado.

En él, también puede degustarse una versión de Don’t let me be misunderstood, de The Animals.

Otros clásicos de aquello que se denominó el movimiento hippie.

El mayor éxito en la carrera de Joe Cocker salió a la venta en octubre de 1968.

Con una variación total del original –tanto que casi la duplica en duración-, con un ritmo más tranquilo y con tonos diferentes.

Portada de Woodstock 3 days of peace

Woodstock ’69

Al año siguiente, el cantante llevó como principal credencial este tema a su gira por los Estados Unidos.

Hubo parada incluida en el recordado Woodstock original.

Aquel festival contó con Hendrix, Janis Joplin, The Who, Creedence Clearwater Revival, Grateful Dead, Jefferson Airplane, The Band o Crosby, Stills, Nash & Young, entre otros muchos.

Para interesados, ver Woodstock. 3 Days of Peace & Music, que se estrenó en 1970 con un extraordinario éxito de público y crítica, y que llegó a obtener un Oscar.

Si nos centramos en la letra y composición original, se iba a llamar «dedo malo se va de marcha».

 ¿Que por qué? Lennon compuso el tema con el índice lastimado.

Fue escrita en la casa de Paul McCartney a finales de marzo de 1967.

Pero como si fuera un collage, algunos tramos de la canción estaban registrados con anterioridad.

Se grabó, como decíamos, en la sesión que tuvo lugar, de madrugada.

Para más señas, el 29 de marzo de 1967, tras culminar también Good Morning, Good Morning, y haberse hecho los arreglos de de Being for the benefit of Mr. Kite.

Interior de Woodstock 3 days of peace

Relación perennel y fructífera

La relación musical Beatles-Cocker no terminó aquí.

Posteriormente el hijo de Yorkshire lanzaría una versión de She came in through the bathroom window, en su disco homónimo de 1972.

Allí recupera la gloriosa composición de Abbey Road.

La singular versión llegó a estar entre los 30 singles más vendidos en los Estados Unidos por aquel entonces.

Como curiosidad, la última nota de la canción original fue la más alta que Ringo haya grabado.

Y eso que fueron muchos sus años tras los micrófonos y la batería… con la ayuda de Paul lo consiguió.

With a Little Help from My Friends es el primer álbum de estudio del músico británico Joe Cocker.

Publicado por la compañía discográfica A&M Records en abril de 1969, aunque estuvo cerca de un año en barrica.

Una de las interpretaciones más recordadas de este tema, tuvo lugar en 2002, junto a Phil Collins y Bryan May, en el Jubileo de Oro de la Reina de Inglaterra.

Tip de la canción With a little help from my friends

Grupo: Joe Cocker (con la Grey Band)

Disco: With a Little help from my friends

Música: Joe Cocker

Letra: The Beatles

Fecha de publicación del disco: 23 de abril de 1969

Productor: Denny Cordell

Posición en disco: 9

Duración: 5:14

Grabación: inicios de 1968, en los Olympic Studios y los Trident Studios, de Londres

Géneros: Rock, Blues, Blues rock

Discográfica: A&M Records

Escuchar

Letra

Partitura

Vídeo (1969) – Woodstock

Vídeo (2002)

Sigue descubriendo (o redescubriendo, según las circunstancias) más canciones en Music and rock

Te agradecería mucho que valorases este artículo… Por aquí tienes las estrellitas 😉

Joe Cocker, el maestro de las versiones
5 (100%) 1 vote

Si quieres realizar un comentario, éste es el sitio

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.