Carátula del disco Evolve, publicado en 2017 por Imagine Dragons

Evolve, de Imagine Dragons, disco del año 2017

El trabajo da frutos: la confirmación del supergrupo

¿Quién nos lo iba a decir? Video killed the radio star, Voyage, voyage, o hasta el Aserejé… Son muchos los autores que se quedaron en un solo éxito. No es el caso de Imagine Dragons, que en 2017 han roto esquemas con Evolve.

Imagine Dragons escupieron al mundo allá por 2012 un disco singular, que pondría Radioactive en antena a mucha gente resignada a escuchar soul, funk, latino, reggaetón…  en fin, lo que vendía que, obviamente, no aportaba asuntos más allá que vídeos llenos de pomposos traseros, tatoos y postureo que daba alimento a  una generación pegada al móvil y que no sabe qué es oler el librito de un disco… con la ceremonia que suponía para muchos de nosotros.

Aquel tema, cuyo vídeo se ambientaba en una estrambótica pelea de gallos, era una buena carta de presentación.

Interior del disco Evolve, de Imagine Dragons

Muchos cambios

Viajamos en el tiempo y… ¡leche, han pasado cinco años, estamos empezando a dejar de usar Facebook, sólo uos locos por la música como éste que escribe compran de vez en cuando un CD y lo que lo peta para algunos es ser apátrida!

Evolve se resume en cinco palabras: Música trazada a la perfección. Pero es también el trabajo resultante de evoluciones de años épicos de música, carretera y sudor, mucho sudor.

El Smoke+Mirrors de hace un par de años es un disco que no dejó en mal lugar a aquella eclosión brutal que fue Night visions en 2012, pero Evolve es la confirmación de un reinado. O de una república independiente de músicas en mayúscula. Mire, lo que a usted mejor le parezca. Viva lo bueno nuevo.

Sí, porque los chicos de Las Vegas (con el permiso de The Killers) van de bruces a ser los próximos llenapistas de una década ficticia que, digamos, arranca hoy. Lo harán, si nada se tuerce.

Su gira de este álbum agotó entradas en la mayoría de países. También en España… Y pudimos verlo con estos ojitos.

Si has llegado hasta aquí, enhorabuena. Toca hacer repaso, pista a pista:

I don’t know why

Sintetizadores y percusiones de alto nivel para el tema que abre el disco del mainstream más completo de 2017, para los que nunca entendimos el reggaetón, ni hicimos por entenderlo.

Ritmos ágiles, rápidos y con esa cuidada percusión, mojada de fades (con voces en segundo plano).

No es el mejor tema del disco, pero es una buena manera de levantar el telón. I don’t know why es un aperitivo que llama volver a escuchar tras solo un par de escuchas.

De hecho, el álbum, con una sola batida, demuestra que es una joya de esas que salen sólo de vez en cuando.

Whatever it takes

Se ha convertido en el tercer single de Evolve. Una canción que también abre con sintetizadores mínimos, pero que va creciendo en vida conforme el partido avanza. Un despegue cósmico que parte de ese medio-gas hip-hopero que caracteriza a muchas de las canciones que interpreta Dan Reynolds con sus muchachos.

Believer

Basta con ver el vídeo de esta canción, en la que aparece un rejuvenecido Dolph Lundgren (sí, el malo de todos los malos en buena parte de la filmografía de los 80, cuando una peli no se explicaba si alguien no se pegaba con Van Damme, Scharzeneger o Stallone), para entender la grandeza que se ha buscado con este tema que ha llegado a las primeras listas de todo el mundo y que se estrenó con Jimmy Kimmel en su show, allá por marzo de 2017. Primer single del disco.

La canción forma parte de la música que presentó consola Nintendo Switch, y fue empleada como tributo en vídeo de Bleacher Report al NBA Slam Dunk Contest. El estreno, nada menos que en mitad de la Superbowl. Palabras mayores, gringo.

single de Believer

Ojo a esa guitarra española, en segundo plano, resiliente cual app en tu móvil o el Google Chrome cuando arrancas tu PC. De dolor nada (que dice el estribillo): una maravilla que surjan canciones como ésta.

Como curiosidad, hay que indicar que el tema de la Banda Sonora de la nueva versión de Asesinato en el Orient Express, de 2017, tiene como base la guitarra de este tema.

Walking the wire

Aunque descartada por la crítica, es uno de los temas más potentes del disco (por eso va situado ahí). Con un estribillo especialmente pegadizo, y un uso de las guitarras y la batería nuevamente con varias estrellas.

La parte final de esta canción echa mano de riffs de guitarra que nada tienen que envidiar a muchos grupos de los 80-90, aunque en aquel momento se hablaba de rock duro y escuchar aquello ahora es como ver los efectos especiales de Conan el Bárbaro.

Amor y desamor se dan la mano nuevamente en un tema de los autores de la ya mítica Demons, que ya están en el top ten de los grupos más escuchados de plataformas como Spotify. Concretamente en el sexto puesto cuando esto escribo.

Rise Up

La garra y el empuje de Reynolds y sus muchachos se pone de manifiesto en esta canción, que tiene por seña de identidad una potente instrumentación de percusión, y un estribillo que viene a repetir el título (aunque no se entienda especialmente bien, para los que somos hispanoparlantes). Los apoyos vocales no son necesarios para el vozarrón del cantante, pero aún así Rise Up, que tiene ese corte a mitad de minutado que permite retomar con fuerza la “frase hermenéutica” de la composición, es uno de los temas con mayor fuerza del disco que, a juicio de este musiquero, demuestra que el que la sigue la consigue. Musicalmente hablando los chicos de Nevada van creciendo, y van camino de ser algo grande.

I’ll make it up to you

A modo de baladita de fina construcción surge este tema intermedio. En situación y calidad musical. Como en el resto del disco, muy cuidada la sonoridad, pero con una fuerza que, por ejemplo, se echa de menos en el single ese que acaba de lanzar U2 para cumplir discográficamente hablando y seguir llenando estadios (que, seamos claros, es lo que sigue llenando las arcas de Bono & Co). Otro nivel, pero también cada vez menos compromiso con la creatividad. Pena, penita, pena.

Este I’ll make it up to you no es precisamente para vivir de las rentas, pero sí aporta partes interesantes, como el final, que nuevamente combina sintetizador, guitarra y percusión de una manera atractiva.

Letras en el interior del disco

Yesterday

Este tema sí tiene el aplauso de mucha crítica, y pone de manifiesto que la versatilidad es una característica escrita en el ADN de Imagine Dragons, que sorprendió en anteriores trabajos con canciones que rompían la regla (eso es lo bueno)… escuchen todo el minutado de sus dos anteriores temas y verán de lo que hablo. Ahí hay joyas como como I bet my life, Top of the world o Polaroid. Percusión nuevamente potente, piano, coros… sonido que traza un paseo hacia la guitarra para volver a la sonoridad de la voz de Reynolds. Otro tema para escuchar con calma.

Mouth of the river

Una de mis favoritas. Ojo a la batería de este tema, que con maestría maneja Daniel Platzman, pero que va secundada sonidos y guitarra que recuerda a algunos grandes de los 90. Estos chicos han escuchado mucha música de los 90. Y de los 80. Por fin unos jovencitos con enciclopedias leídas. ¡Suerte tenemos!

Brutal maridaje de guitarra, platillos, sintetizadores, coros y voz de Reynolds para un tema que recomiendo encarecidamente.

Thunder

El tema que va a hacer de Evolve algo más que una foto y varias pistas en el Apple Music o el Google Music (así de originales se llaman las plataformas de los gigantes del antaño entretenimiento, hoy mundo mundial). Con un vídeo recomendable por la rareza y la valentía que supone hacer algo así. Ole ahí.

De nuevo tambores de guerra, arropados por un trueno a la batería. A modo de bombo –entiéndaseme- resuena en esta canción, que se erigió en el segundo single del disco, lanzado como tal a finales de abril de 2017.

Single de Thunder, de Imagine Dragons

El jueguecito con las voces en el estribillo da una singularidad (gracias a Dios) a un tema que tras el verano se ha hecho especialmente popular en España, pero que sólo ha llegado a la posición 24 de Promusicae (véis por qué os digo lo del reggaetón).

Sólo en el perfil del grupo, más de 829 millones de personas han visto esta pieza, dirigida por Joseph Khan (a julio de 2018).

Start Over

Quizás el tema más flojo del álbum, aunque igualmente nos lleve a momentos musicales de los años 80. Sólo por eso merece la pena escucharlo. No llegue al nivel de otras anteriormente abordadas.

Dancing in the dark

El cierre de Evolve se baña en sonidos somnolientos, acuáticos y la aparición de la voz de Reynolds, arropada por agudos hitos de percusión (acompañados por un tono que se asemeja a esos bajos aullidos del cantante) alargan esta composición durante cuatro minutos, ni de lejos la más destacada del disco, que, por cierto, pudimos verles interpretar en directo en Madrid e imagino que en Barcelona allá por el mes de abril de 2018.

Escucha el disco aquí

El grupo agregó en marzo de 2017 un tema en la reedición del disco, Next to me.

Sigue descubriendo (o redescubriendo, según las circunstancias) más canciones en Music and rock

Te agradecería mucho que valorases este artículo… Por aquí tienes las estrellitas 😉

Evolve, de Imagine Dragons, disco del año 2017
Valora este artículo

Si quieres realizar un comentario, éste es el sitio

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.